Compartir
Crowd on street in bright lens flare
Reading Time: 2 minutes

Las transformaciones que ha tenido la vida social a partir de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC’s) han sido inminentes. Las relaciones humanas están siendo mediadas por las redes sociales y el mundo que se encuentra detrás del “click”. Internet ha facilitado la proliferación de nuevos servicios asociados a la cultura.

Las ciudades no han escapado del incremento de estas realidades, por el contrario parecen apuntar a su exploración y concentración. Existen ciudades que parecen vibrar con sus calles, su gente y la oferta cultural que tienen; configurándose alrededor de personas jóvenes que han encontrado en sus oficios formas de generar valores de intercambio apostando a los sectores culturales.

1.La creatividad en la economía:

Actualmente se denominan “ciudades creativas” al ordenamiento de los territorios alrededor de una economía del movimiento, de las TIC’s y la concentración de dinámicas de innovación, de conocimiento y generación de contenidos, en definitiva es el posicionamiento estratégico de la cultura y sus sectores, en la importancia económica.

Al hacer referencia a la creatividad y los sectores culturales, hacemos referencia a los bienes y servicios que están en estos ámbitos y se fundamentan en la propiedad intelectual, tales como: arquitectura, artes visuales y escénicas, artesanías, cine, diseño, editorial, investigación, publicidad, moda, videojuegos y juguetes, medios de comunicación, desarrollo de software y música, entre otros.

Estas “economías creativas” tienen una generación de Producto Interno Bruto que ha venido incrementándose los últimos años, colocando la cultura, la innovación y la tecnología en lugares estratégicos en los tipos de actividades económicas y los empleos dominantes de algunas ciudades.

2. La creatividad en las ciudades:

Estas exploraciones económicas apuntan a la interconexión de relaciones humanas que devienen de procesos creativos, buscando seleccionar espacios de la ciudad donde las interconexiones se mantengan en efervescencia. La economía, la creatividad y la cultura como amplios conceptos, buscan “aterrizar” en el ordenamiento territorial, abriendo paso a la confluencia de servicios creativos que concentren patrimonios con valor de cambio y valor simbólico.

Lo que ha devenido en flujos e interconectividad de artistas, creadores, investigadores y profesionales super-especializados que responden a este modelo de estructuración social y se movilizan por el mundo a través de estas nuevas mercancías. Ciudades ricas en servicios culturales que propicien el encuentro, la diversidad, lo polimorfo y más aún el intercambio de conocimiento.

El reto sigue en articular elementos territoriales donde la creatividad, la cultura y la economía vengan de la mano con autodeterminación y reconocimiento identitarios, después de todo las culturas no son absolutas ni las ciudades tampoco.

 

Crédito foto: https://morguefile.com

Comentarios

comentarios