Compartir
Reading Time: 3 minutes

Una vieja estación de tren y el conjunto de habitantes del estado de Nueva York son temas que, en principio, no parece fácil presentar de forma atractiva en Instagram. Sin embargo, al poner a funcionar la creatividad se convierten en casos interesantes de historias basadas en imágenes con apoyo de texto, es decir, casos redondos de Storytelling.

Grand Central Station

Se trata de una de las estaciones de tren más importantes en la historia de los Estados Unidos. La alberga un edificio imponente tanto a nivel de ingeniería como de arquitectura pero, sobre todo, un sitio funcional cargado de historia: abrió al público en 1913. Durante la Segunda Guerra Mundial llegó a su momento de máximo esplendor, al transportar más de 60 millones de pasajeros al año. A mediados del siglo XX, la estación estuvo en peligro de ser demolida, pero en los años noventa la restauraron y en 1998 reabrió al público. Actualmente transporta cada año alrededor de 50 millones de viajantes.

Si el objetivo es generar contenidos frescos sobre una estación con más de 100 años de historia, quizá una de las jugadas más inteligentes sea acudir a los propios usuarios, es decir, al User Generated Content o UGC. Así nació el hashtag #sharegct, que traducido es #ComparteGrandCentralStation. En torno a él, miles de usuarios comparten cada día sus fotos con textos breves que narran historias. Es el caso reciente del video que subió un comensal; junto con la imagen de un profiterol con chocolate saboreado en uno de los restaurantes de la estación escribió: “Tuve la experiencia más dulce en Grand Central Station. He estado aquí miles de veces pero todavía me falta descubrir muchos espléndidos sitios de comida“. También está una toma preciosa de la estación, acompañada de este texto: “El corazón siempre encuentra su hogar… el lugar indicado, los brazos precisos, el corazón oportuno provocan emoción, asombro, aventura, miedo, nerviosismo y mi favorito: comodidad. Nueva York siempre me regala todo eso… Caminar por este lugar histórico  me da la certeza de estar en casa”.

El feed oficial de Grand Central cura las imágenes de modo que reflejen la enorme diversidad de experiencias diarias que ofrece la enorme terminal. Hasta ahora tiene casi 8,700 imágenes de usuarios.

Humans Of New York

En 2010, el fotógrafo norteamericano Brandon Staton arrancó un proyecto ambicioso: quería retratar a 10 mil habitantes de la ciudad en su propio entorno, es decir, las calles de la urbe. Lo llamó Humans Of New York. Al poco tiempo, junto con cada foto añadió un testimonial de la persona captada, hablando de alguna experiencia relevante de vida. Por ejemplo, en una imagen reciente del Instagram @humansofny, una chica narra su historia de bulimia: cómo fue el primer día que vomitó después de comer, de qué modo eso se convirtió en un patrón de conducta, cuándo recibió ayuda para comenzar a recuperarse y cómo, aunque recientemente recayó, sabe que nada va a borrar lo mucho que ha avanzado en su equilibrio personal.

Así, Stanton ha ido creado un portafolio de neoyorkinos de todos los tipos físicos, razas, edades , trasfondos. Los capta de forma natural, haciéndolos el centro de cada todo. El proyecto resultó muy grande, casi inagotable: ya dio pie a dos libros que se convirtieron en bestsellers y además se ha extendido a 20 países, ente ellos, Irak, Irán, Pakistán, Uganda, Sudán, Kenia, Ucrania, Vietnam y México. Al tener como eje rector la fotografía, resulta natural que funcione espléndidamente bien en Instagram.

Con apenas 4,302 publicaciones, la cuenta @humansofny acumula 7.2 millones de seguidores. Sus posts suelen recibir entre 200 y 400 mil “Me gusta”, en tanto que los videos recientes suman entre 400 y 600 mil reproducciones cada uno.

En los dos casos, aunque se trata de Instagram, los posteos va más allá de la sola imagen: cada foto encapsula una historia humana, con la que cualquiera puede relacionarse, como señala el principio base del Storytelling: “A las personas nos interesan las personas”.

Comentarios

comentarios