Compartir
Reading Time: 2 minutes

¡Me rehuso a negar mi amor por la carne!  En todas sus presentaciones es deliciosa: su textura, su olor, su sabor, la suculenta figura que posee…

Llevar este estilo de vida no ha sido nada fácil y menos en la “nueva era”, dónde algo tan natural se ha vuelto una clase de delito. Vivo bajo un costo muy grande.

Un gusto culposo. Lo traemos en la sangre: Somos cazadores ancestrales, carnívoros voraces. Comer carne está nuestra naturaleza, pero ahora, disfrutar un buen corte nos hace sentir como esas veces en que a escondidas hojeas el TV Notas o te pones a bailar cumbia en tu casa.

¡Que irresponsable! Seamos serios, el comer un Rib eye con papas gajo no significa que no se toma con seriedad el tema nutricional, pero para nuestros “amigos cometofú” basta con eso para que nos juzguen cuál novia enterándose que cambiamos los rines del coche por cuarta vez en el año…  hablando de eso ¿Qué es tofú? ¿Neta se come?

Ya para cuando pides una buena cervecita, llega el club de primas Detox-yoga como un grupo del Ku Klux Klan. “¿Sabes la cantidad de carnitina que te estás metiendo?” o peor, cuando la novia vegana de tu mejor amigo llega con un “eww” seguido del sermón “¿Tienes idea del sufrimiento animal en tu hamburguesa?”

Las ensaladas son muy buenas, pero no se puede vivir de ellas. Si Popeye necesitaba sus espinacas para tener fuerza, yo necesito la carne, sus aminoácidos y proteínas para construir músculos, o ¿qué creen que todo esto es sólo por cargar en el GYM?

Carnívoros unidos, jamás serán vencidos

Es momento de salir del clóset compañeros, rescatar y defender el orgullo de comer carne, como ritual y tradición.  Ya no pienso esconderme más tras un brócoli. No hay nada mejor para afianzar lazos familiares que una buena parrillada y echarse unas costillitas o un buen Brisket en El Barbiquiú, en Coyoacán con los amigos o con esa chica que quieres impresionar y que, si tienes suerte, es tan amante de la carne, como tú.

Es hora de sacar y defender el #OrgulloCarnívoro

Esta es mi historia ¿cuál es la tuya?

Visita El Barbiquiú http://elbarbiquiu.com/

Visita El Barbiquiú http://elbarbiquiu.com/

Comentarios

comentarios