Compartir
Reading Time: 2 minutes

¿Alguna vez te han dicho que tienes un problema con tu teléfono, de estar todo el día conectado en tus redes sociales? ¿Sientes una terrible ansiedad cuando la batería de tu móvil desciende o simplemente se va el Internet a mitad de la noche?

Claro… puede que a todos nos pase, pero esto puede llegar a ser más que un simple síntoma en común, y terminar en lo que se conoce como Tecnoestrés.

Este término tan original, fue acuñado en 1977 por Larry y Michelle Well, y se define como la adicción psicológica al uso de la tecnología. De acuerdo a Juana Patlán, profesora de la Facultad de Psicología de la UNAM, es una respuesta adaptada y negativa ocasionada por el uso excesivo de las tecnologías de la información (TICs)

¿Qué sintomas lo caracterizan?

Ansiedad, cansancio, dolor de cabeza, fatiga crónica, temor y conductas de aislamiento e incluso agresivas.

¿Puedes creer que algo tan cotidiano ocasione todo esto?

Ahora, imagina el panorama, de acuerdo a datos de la INEGI y sus encuestas sobre disponibilidad y uso de tecnologías de la información en los hogares y la encuesta sobre tecnologías de la información, realizadas en el perìodo del 2015-2016;  47 % de los usuarios con conexión a internet en su hogar tienen 6 años o más, y el 93.7 % de las empresas tienen Internet de banda ancha.

La realidad es que nos hemos criado bajo una cultura de la hiperconectividad, quizá aun no estamos preparados para este abrumamiento de la información.

¿Qué podemos hacer?

La organización y administración del tiempo es esencial, tiempo de conexión diaria, y tiempo de relacionarse socialmente.

La tecnología es una herramienta y como todas, debe haber una capacitación en las empresas

Tratar de que los trabajos se den más en equipo y evitar el aislamiento

Recuerda que las TIC´s son parte de la transformación digital, en la que nosotros las utilizamos a favor de desarrollarnos, y no dejarnos dominar por ellas.

 

 

Comentarios

comentarios