negocios
Compartir

En ningún emprendimiento el éxito está asegurado. Incluso cuando logras estabilizar tu empresa, es probable que pases por meses de baja actividad económica. Pero esto, en ningún caso, debe bajar los ánimos con que comenzaste. Por lo que, en los siguientes párrafos, te mostraremos 4 formas para sobrevivir a los meses lentos de negocio.

Si esperas que todos los días del año tu empresa esté llena de clientes, es necesario que aterrices. Los altos y bajos son propios de cualquier empresa, más aún si estás recién comenzando a levantarla. Es así como el verano será un período duro para quienes vendan frazadas o calientacamas, así como la temporada invernal no será la mejor para aquellos negocios que se basan en actividades al aire libre. Los meses lentos constituyen una temporada que todo emprendedor debe asumir como inevitable y, tal como afirman en Quill.com, la clave está en la preparación y planificación.

Entendiendo esto, queremos entregarte 5 maneras para que tu negocio sobreviva a los meses más lentos del año:

1.- Anticípate. Una de las claves para afrontar los meses lentos negocio es prever los períodos de baja actividad. Esto es posible si estás atento al comportamiento del mercado y a las fluctuaciones propias de tu rubro.

Un claro ejemplo de esto se basa en -tal como señala un artículo de Entrepreneur.com– la burbuja inmobiliaria que en Estados Unidos desembocó finalmente en la gran crisis económica desde el 2008. Ante el estancamiento de la venta de propiedades, el sector debió acomodarse a la realidad y reinventarse, llevando la oferta hacia la remodelación y similares. Así, muchos actores de la industria no sólo salvaron sus negocios, sino que prosperaron en medio de un oscuro panorama.

Anticiparse implica crear estrategias especialmente diseñadas para los meses lentos negocio, como ofertas especiales o buscar nuevas oportunidades. Después de todo -incluso en los períodos lentos- la oferta y demanda siguen rigiendo el mercado.

2.- Mantén la calma. Los períodos de baja actividad en tu empresa pueden parecer un túnel oscuro de nunca acabar. Pero recuerda: son cíclicos, por lo que, así como llegan, se terminarán. Si te has anticipado de manera correcta, no tendrás por qué temer a los meses lentos negocio, y puedes aprovechar este período de baja actividad para planificar y preparar tu mejor estrategia para aprovechar al máximo la próxima temporada alta.

3.- Aprovecha la quietud del sector. Tal como se explica en un artículo de Inc.com, una de las mejores formas de evitar una lenta temporada de ventas es aprovechar el silencio que deja la competencia, para llamar la atención del público. Claro, porque los meses lentos negocio afectan de igual forma a un mismo sector, por lo que no serás el único con baja actividad. Es entonces que una buena estrategia podría ayudarte a tomar la delantera frente a la competencia, llamando la atención de un público carente de estímulos. Siempre es bueno desmarcarse de las masas y, en lo que a empresas se refiere, adoptar acciones inesperadas en momentos impensados podrían transformar ese período de baja actividad en uno provechoso para tu negocio.

4.- Visión de futuro. Este es, quizás, el mejor consejo de todos, pues cuando mantienes tu norte siempre a foco es difícil que un período de baja actividad te haga tambalear. Sé visionario y siempre piensa tus acciones a largo plazo, de manera que en los meses de sequía recibas los frutos de meses anteriores.

5.- Ahorros. Un consejo que es aplicable desde el cotidiano al mundo empresarial. Y es que siempre será más fácil pasar por períodos de baja actividad cuando tenemos una reserva en nuestra caja chica.

Si estás empezando a levantar un negocio o tu empresa que comenzó hace poco a funcionar, considera lo que acabas de leer para enfrentar de buena forma los meses de baja actividad.

Compartir

Comentarios

comentarios