Compartir
Reading Time: 4 minutes

Hace unos días, Uber, la empresa líder en servicio privado de transporte, dio un giro al diseño de su aplicación, con cambios que facilitan la experiencia del usuario, por ejemplo ahora integra a tus contactos e inclusive calendarios, de acuerdo a tu localización, sugiere los destinos de preferencia. Con estos cambios, también vinieron los económicos, la tarifa incrementó.

Esto con el fin de cumplir los establecimientos de la regulación de Servicio Privado de Transporte con Chofer en la Ciudad de México y en el resto de Latinoamérica fijada en julio de este año.

Cómo habrás notado, ahora el recibo de tu viaje se desglosa en tres cargos:

-Cuota de solicitud: con una tarifa fija de 2.00 pesos que incluye IVA que financia las iniciativas de seguridad.

– Cargo para otras contribuciones: es una tarifa fija de 3.60 pesos, también incluye IVA, ayuda a cumplir con lo establecido por la regulación de Empresas de Redes de Transporte.

-Cargo de Contribución Gubernamental: es una cuota de aportación al Fondo para el Taxi, la Movilidad y el Peatón de 1.5% sobre la tarifa cobrada por cada viaje.

via GIPHY

Estos pequeños ajustes fueron de sorpresa para la cartera de los usuarios, quienes desde hace tres años que la aplicación llegó a México han quedado satisfechos y Uber se presenta como la opción de transporte preferida por quienes lo pueden costear, y con la demanda habrá mayor facilidades de uso, ¿Cómo afectará esto al servicio, a los socios y a los mismos choferes?

Como fiel usuaria y antes de que estas tarifas se elevaran, pensaba en el declive del servicio, y la demanda en contraposición. Esta era una de las conversaciones que tuve con uno de los choferes, a quién cuestionaba sobre los beneficios para ellos.

“La plataforma está controlada, es segura y les permite a los socios maximizar ingresos”esto expresó Rodrigo Arévalo, Director General de Uber, en un artículo para Expansión en el 2014.

Aquél conductor me comentaba, desde otra perspectiva que el beneficio económico de trabajar con Uber, depende en gran medida de cómo acomodes tu tiempo al volante, y claro siendo dueño del automóvil, pues de lo contrario la ganancia se reduce alrededor de un 30 % .

Todo esto surgió después de que me pidió disculpas por no traer agua en la cajuela…

-“Y es que con los cambios y las tarifas más bajas, a veces no nos alcanza señorita” exclamó.

El anónimo dueño de un versa color negro que me recogió para llevarme a mi casa, me contó que él había entrado desde los inicios de Uber en México, y sincerándose me confesó su preocupación por el futuro del servicio.

¿No sé si han notado que últimamente muchos conductores se pierden? En ocasiones algunos no saben ni usar el Waze o el Google Maps.

“Ahora existen más facilidades para los choferes señorita, por la demanda, no sé si recuerda pero en principios, la tarifa era más alta y nos iba muy bien, por ello muchos socios metieron más de 2 o 3 unidades. Imagínese de 1400 que presentaban los exámenes, menos de 400 se quedaban, pero ante la demanda de choferes los filtros fueron más fáciles, si pasé el examen de ubicación es porque conozco bien la ciudad sin necesidad del Waze.”

De acuerdo a la época en la que mi compañero de tráfico entró se aplicaban 5 exámenes:

– Examen de ubicación y movilidad en la Ciudad de México y área metropolitana

-Examen de uso de la aplicación

-prueba antidopping

-prueba psicométrica

– Entrevista directa con Uber

También le solicitaron una carta de antecedentes no penales y que contara con seguro de gastos médicos en caso de no, ellos sugieren con quién afiliarse.

“Desconozco si esto lo sigan pidiendo señorita pero alguna vez pedí un servicio como usuario, y me percaté por conversación que ya sólo necesitaba la licencia, comprobante de domicilio e identificación.”

Que quede claro que estos datos son fieles a una simple conversación entre chofer e usuario, pero si es real, tal vez la conclusión de esa noche deba tomarla en cuenta Uber como empresa.

“La tarifa bajó porque los usuarios ya no querían pagar, y a mayor demanda de choferes y mayores facilidades, esto se vuelve menos exclusivo, no es que este mal señorita, pero al rato vamos a ser tomados como simples taxistas con coche del año…”

via GIPHY

El señor se bajó para abrirme la puerta al llegar a mi domicilio, y esto ya tenía varios viajes que no sucedía…

Tal vez las quejas dejen de ser sólo rumores, si un socio y conductor de Uber se expresa así con referencia al declive en la calidad del servicio. Un servicio que es privado y que promete beneficios que esperamos se mantengan de acuerdo al costo.

La realidad es que con ciertas insatisfacciones, Uber se mantiene como líder en este tipo de servicio, sin embargo con estos cambios, esperamos que el incremento en el recibo corresponda no sólo a las regularidades gubernamentales, si no a todas las promesas que la plataforma ofrece, incluyendo el filtro y capacitación que se les pueda dar a los conductores, por ellos, por los socios y por los usuarios.

 

Comentarios

comentarios