Compartir
Reading Time: 3 minutes

“Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción, incluso biológica…”

Salvador Allende lo dijo, y Rodrigo Escalante ha de entenderlo, al menos ahora después de haber generado tanta polémica en redes sociales.

El joven perteneciente al Partido Revolucionario (valga la redundancia) Institucional, publicó, el pasado 9 de octubre, en su cuenta de Facebook el siguiente post en el cual innovó un nicho “Los PRIennials”

captura-de-pantalla-2016-10-12-a-las-9-37-22-a-m

 

Ante esto, las mofas no faltaron, tanto por el discurso como por la imagen que el post de Escalante denota. En su estrategia para renovar la imagen pública del PRI, alude a la “juventud mexicana”, sin embargo es una juventud “tal y como la ve Rodrigo”, si bien, el término millennials se acuña a aquellos jóvenes nacidos entre 1983 y 1995, conocidos como los nativos digitales y poseen hábitos de consumo específicos que los hacen pertenecer al perfil; la mayoría de los usuarios pertenecientes a este sector en México no se sintió del todo identificada con la imagen cliché del Hipster caucásico, en pose de “todo perfecto, ganando como siempre” que la imagen muestra.

Eso es punto y aparte, desmenucé el post y rescaté un párrafo: “…sabemos que sólo preparados seremos capaces de afrontar los retos de México…queremos hacerlo”, considero éste es el único con el que puedo sentir identificación como millennial mexicana, pero aquí no nos habla alguien del segmento, habla alguien de un partido (cabe aclarar, soy apartidista) y el meollo no es el partido, es el sistema con el que claramente los millennial ya no están de acuerdo.

Escalante expresa,  “Nosotros no seguimos intereses, nos mueven las causas. No somos el nuevo PRI, somos #PRIennials. Ya llegamos ¿Están listos?” … este, no, evidentemente no lo están:

captura-de-pantalla-2016-10-12-a-las-10-39-40-a-m

captura-de-pantalla-2016-10-12-a-las-10-34-53-a-m pypl

captura-de-pantalla-2016-10-12-a-las-10-32-10-a-m

deforma

 

despensas-uber

 

Detrás de todo el ingenio en Twitter y Facebook, existe un resentimiento y dolo social, por una generación, que como Rodrigo, tiene los ojos puestos en su país, una generación informada, preocupada y activa ante las heridas de la patria por parte del propio estado. “Nos enfrentamos con la sociedad, que cansada, ya no cree que lo podemos lograr y los convencemos” en lo personal, creo que a la mayoría de los millennials no lo han hecho.

Es de esperar que una iniciativa de un joven “priista” que se expresa con un “chinguele, chinguele” muy a la mexicana… resulta contradictorio y detonará una bomba de opiniones negativas.

Pero, a todo esto ¿Quién es Rodrigo Escalante?

Este joven de San Luis Potosí, quien es Trending Topic, como muchos otros se encuentra en Facebook con un perfil que indica “Chavorruco” y se describe: “… Quiero cambiar el mundo, ¿jalas?” buen mensaje de político joven, todos queremos eso…

Desde el 2015 funge en el PRI, actualmente, como Coordinador en la Secretaría de Estrategia Digital, porque #PRIennial .

 

rodrigo-escalante

El punto no es la falta de credibilidad que por razones obvias pierde alguien que pertenece a algo con un estigma tan fuerte como es el PRI, pues éste representa en el imaginario actual un colectivo político que lastima y daña no sólo a los jóvenes si no a México.

Lejos de esto, el gran error en la propuesta, de un estratega digital, es cómo se dirige a un segmento que no conoce, por lo que no encuentran la empatía en el mensaje aun con el conocimiento de que este sector es elemental para el objetivo de su partido, las elecciones del 2018.

Al menos hasta ahora Rodrigo queda y quedará en la mente de los jóvenes, en la opinión y entorno digital, un #PRIennial más.

haters-gonna-hate

Comentarios

comentarios