Compartir
Reading Time: 2 minutes

imagenes-de-los-minions-reales-6

Es el momento en que las marcas y productos dejan de hablar de si mismas y de tener voz propia para otorgársela a los usuarios, ya que la comunicación ahora es multicanal, el posicionamiento está en manos de ellos, o mejor dicho en su contenido. Esto ha surgido con el poder de las redes sociales y de todo lo que puede volverse “viral”.

Las empresas lo han hecho consciente, y han sabido unificar estrategias de social media, comunicación interna y corporativas para incrementar sus ventas. ¿Cómo? haciendo de sus empleados, los mejores influencers de la marca en redes sociales.

Lo que se conoce como employee advocacy, tendencia que ha crecido dentro del top 500 de empresas, de acuerdo a Forbes, y ahora entra en las PYMES, se puede entender como la construcción de una comunidad de trabajadores que se ponen la camiseta y se disponen a participar en el crecimiento de la empresa mediante la difusión de sus valores en las redes.

¿Por qué apostar por esta tendencia?

Bueno por que hay hasta 10 veces mayor alcance orgánico, tanto en cantidad como en variedad en las redes sociales. La credibilidad al mensaje también aumenta cuando alguien de tu propio circulo, publica algo sobre un producto o empresa dónde él mísmo trabaja y expresa la satisfacción, simplemente porque se trata de una persona.

Un estudio realizado por The Undercover Recruite revela que 1000 miembros de una organización pueden crear hasta 5 mil piezas únicas de contenido y con ello hasta un millón de clientes. Reacción en cadena, más engagement, más ventas.

¿Cómo lo logro?

Bueno no es tan simple como dar a los empleados un manual de qué publiquen, detrás de esto debe existir una verdadera cultura empresarial, un ambiente de trabajo que propicie un compromiso nato, pues no pueden compartir algo en lo que no creen o no sienten.
Muchas veces los empleados quieren ayudar hablando de la empresa pero simplemente no saben si será correcto o qué compartir, por ello hay que involucrarlos, que conozcan a fondo los objetivos empresariales, y el uso de las redes sociales, incluso para evitar controversias con el mensaje del equipo de social media.

Esta estrategia de comunicación no sólo beneficia a la imagen externa de la empresa, y a la economía pues significa un ahorro en pautas, también para recursos humanos, es un buen método de reclutamiento, y sobre todo para los empleados, quienes sabrán el valor de sus esfuerzos para el crecimiento de la empresa.

Comentarios

comentarios