Compartir

aprendizaje-internet

Dicen que el primer paso es aceptarlo, y ya lo he hecho, me declaro nomofóbica, es decir, pertenezco a ese gran porcentaje de personas víctimas de la ansiedad al ver que el celular no tiene señal, batería, o simplemente estar revisando si hay notificaciones nuevas.

Y es que no es el único síntoma de la hiperconectividad por el que me declaro afectada, a veces siento que no me alcanza el día pero si redujera los minutos en whatsapp y procrastinando en redes, ya hubiese terminado el libro que inicie hace unos meses, el cual se encuentra muy cómodo en mi buró…

via GIPHY

En la era digital en la que vivimos existe una dialéctica sobre las afecciones y beneficios que nos brinda la red: si realmente las nuevas tecnologías de la información nos automatizan, condicionan y vuelven dependientes o sólo no hemos encontrado el uso correcto de ellas para incrementar el conocimiento.

En 2010, Nicholas Carr argumentó en su libro “Superficiales: ¿Qué está haciendo internet a nuestras mentes?” como Google, y en general, el fácil y rápido acceso a un mundo global de información hace que las personas tengan una menor capacidad de poner atención.
El llamado “efecto Google”, es el término utilizado para nombrar como la capacidad de retener información se ve perjudicado a consecuencia de obtener dicha información en cualquier momento.

El hecho de volvernos seres multitareas ¿Afecta nuestra concentración? O como alguna vez Kevin Drum, columnista de Mother Jones redactó “internet hace más tonta a la gente tonta…”

Mucho se habla del problema de aprendizaje de las nuevas generaciones y la continua conexión a la web, ya que esta tiene una gran repercusión en la forma de aprendizaje, en los tiempos y la estructura.
Como contexto referencial el internet tiene sus ventajas pedagógicas:

-Es una herramienta interdisciplinaria que permite la colaboración grupal
-Permite aprender a través de la acción
-Las destrezas de comunicación e interacción que abarca son mayores
-Propicia una visión abierta y multicultural que abre la oportunidad de aprender de otros y con otros

Sin embargo también tiene sus desventajas:
-Cantidad vs calidad de información
-No existe una metodología concreta de investigación
-La navegación puede volverse un distractor fácilmente y es difícil concentrarse en una sola cosa.

La situación realmente no es que el estar conectados nos afecte directamente, la multitarea sólo es un cambio en como asimilamos las cosas, no es que se nos dificulte concentrarnos, sólo somos más selectivos en lo que nos concentramos.

Así retomando las palabras de Drum y completándolas: “internet hace más tonta a la gente tonta y más inteligente a la gente inteligente” está fue su conclusión después de experimentar con algoritmos y diversos sistemas de búsqueda.

En lo personal, considero no hay riesgo de hacernos tontos, ¡el verdadero riesgo es hacernos flojos!

via GIPHY

Hay que entender que la red es un medio y sólo debemos encontrar las mejores técnicas para investigar en ella, el ser o no dependientes está en nuestras manos.
Hay que ser todavía más selectivos con nuestro tiempo y el contenido que con él consumimos.

Compartir

Comentarios

comentarios