Compartir
Reading Time: 2 minutes

La televisión abierta peligra, ¿Será por falta de contenido, por falta de creatividad de sus productores, la aparición de las nuevas plataformas, o son víctimas de su propia codicia y conformismo?

2015 fue un año de fuertes pérdidas en ingresos publicitarios para las grandes televisoras mexicanas y para 2016 hicieron planes para modificar sus contenidos, recortar telenovelas, buscar asociación con productoras independientes, eliminar programas de concurso y continuar con la reestructuración en sus áreas de deportes y de noticieros, así como preparar formatos de interacción, similares al de las redes sociales y el streaming.

ctrl-C ctrl-V.

Los que crecimos en los ochentas vivimos pegados e influenciados por la televisión viendo noticieros amañados, programas cómicos, programas de revista, caricaturas y uno que otro programa educativo, es decir, no ha cambiado mucho.

Uno de los programas que veía en 1989 (y no me da pena aceptarlo) era “Carrusel” una telenovela de corte infantil que fue readaptada a mediados de los 90’s y principios del 2000, es decir recalentado del refrito. El programa no era una producción original, está basado en un programa argentino de 1983. ¿Les sorprende? Varios de los programas de corte juvenil y telenovelas estaban basados en programas sudamericanos con éxito probado en sus lugares de origen “RBD” y “Atrévete a soñar” como sus ejemplos más populares, ambos proyectos con buena aceptación entre el público mexicano.

¿De quién es la culpa?

El 1º de agosto de 1981. MTV inició transmisiones con la canción “Video Killed the radio stars”, en su momento significó lo que parecía el fin de la era de la radio en el vecino país del norte. Lo novedoso que presentaba la cadena era dar otro medio de expresión y promoción a los artistas, un reto a la creatividad que era premiado anualmente de acuerdo a lo más solicitado por la audiencia y por los tops de ventas. La cadena tuvo su era dorada hasta principios del nuevo milenio cuando se hizo amigable con los artistas de moda y dio paso a los Reality Shows, una cadena a escala global poco a poco fue apagándose también con la ayuda de YouTube ¿para qué esperar que lo programen si lo puedo poner cuando yo quiera? al grado que en su logo quitó la leyenda, que era la esencia del canal y que el mismo permitió perder por seguir tendencias y dejar de ser una alternativa .

Si una cadena de este tamaño que tiene contenido “original” se ha diluido en popularidad, ¿que pueden esperar las televisoras?

¿Renovarse o morir?

¿Mejorar su imagen para tener credibilidad?

¿Esforzarse en hacer programas de mejor contenido?

¿No ir a la segura? El caso MTV es un ejemplo de ello.

Para algunos radicales el ver que el control y dominio de la televisión está colapsando hace pensar que la sociedad está despertando, que ya no es tan ingenua, que ahora tiene capacidad de cuestionamiento, Quizá sí, pero lo que en verdad cambió es el medio no el contenido.

Comentarios

comentarios