Compartir
Reading Time: 2 minutes

artart

Me sorprende mucho cuantos de nosotros bajo el efecto de la superficialidad buscamos siempre encontrar un modelo a imitar en ves de crear el propio. ¿ Acaso la gente es igual en todos lados ?. Entonces porque los candidatos contratan a externos para desarrollar estrategias locales.No será mejor contratar externos para capacitar a locales a crear estrategias locales.

1.El precio de la impaciencia

Los aspirantes al poder en la mayoría de los casos les urge ganar, el problema es que ganar se construye con estrategia pero cuando todo urge no puede existir la estrategia, solo caprichos, cotización y magos que proporcionen soluciones superficiales .

2. Ganar ya no tiene el merito de antes, ahora es cumplir la promesa creada el desafio principal

Ya vemos que quien quiera ser candidato en México puede ganar pero pueden ganar perdiendo. Para ganar una candidatura ganando podemos decir que es hasta que acabe su gestión y cumpla la promesa básica de su campaña.

3.Sobre oferta de capacitación para ganar y poca para cumplir

Pasa en cada periodo, los partidos saturan de capacitación a sus candidatos para que sean ” ganadores” pero si comparamos con la iniciativa para capacitarlos para cumplir es contrastante.

4.Tener tecnología de punta con bulbos en la cabeza

Es tan fácil parecer estar actualizado sin serlo. No es suficiente tener la tecnología a la mano, se requiere calibrar la mente para su máximo aprovechamiento.

5.Cuando un candidato gana sin cumplir México pierde.

En una relación de dos personas cuando uno gana los dos pierden. Han demasiados candidatos, solo candidatos en México. Faltan personas que verdaderamente estén dispuestos a conformar equipos de colaboración

6.Sindrome de blancanieves

Cuando candidatos, aspirantes están verdaderamente dispuestos a contratar a gente más talentosa que ellos mismos por encima de poner a sus cuates subordinados y domesticados ? Somos el promedios de las 5 personas con las que más convivimos.

7.La verdad

Por mucho que argumentemos ” ese candidato es bueno pero el problema es a gente que lo rodea” no es verdad. Es muy claro, te rodeas de chingones, serás más chingon. Te rodeas de pendejos y serás aun más pendejo. Crecer duele, ser pendejo también, pues mejor que duela crecer y que México verdaderamente gane con candidatos cumplidores.

Comentarios

comentarios