Compartir
Reading Time: 2 minutes

Miles de historias se han contado desde tiempos remotos y así como las personas tenemos una historia, los productos, las marcas y las empresas también tienen una historia que contar. Justo de esto se encarga el storytelling, contar historias.

En 2001, Steve Jobs nos sorprendio con el lanzamiento de la primera generación del IPod y nos contó una breve historia: “1,000 canciones en tu bolsillo”. Apple no enfocó su publicidad en megabytes o un disco duro, nos puso a pensar en esas mil canciones que podríamos escuchar, con quien las compartiríamos y en que momento las escucharíamos, es así como funciona el storytelling. Crea una emoción que inspire a la gente a comprar un producto o servicio, crea significado y valor.

¿Por qué utilizar el storytelling?

Contar historias entretiene a nuestros clientes además de activar la imaginación y crear algún lazo de empatía con los valores de la marca. La clave es contar una historia única, de forma creativa que impacte la atención de nuestros clientes.

Las historias son fáciles de contar y fáciles de recordar, por lo tanto, son fáciles de transmitir. Si la historia de nuestra marca o producto toca el lado sensible de las personas, éstas no se cansarán de escucharla y compartirla con los demás.

¿Qué es lo que incluye una estrategia de storytelling?

  • Comunicar la razón de ser del producto.
  • Los valores de tu marca o empresa.
  • Características que te diferencíen de otras marcas.
  • Emociones que logren conectar con tus clientes.
  • Una moraleja, algo positivo que aportar al espectador.

110418b.storytelling

Dos de los casos más exitosos usando esta estrategia son LEGO, que en 2012 festejo sus 80 años contando la historia de cómo surgio la empresa y como es que hoy se ha convertido en una de las marcas favoritas de los niños.

El segundo caso es Jhonnie Walker, esta famosa marca de whisky nos contó su historia en 2009 y constantemente nos cuenta breves historias sobre ambición, elegancia, sueños y metas cumplidas; características que comparte con su mercado meta.

https://www.youtube.com/watch?v=MnSIp76CvUI

Con estos ejemplos podemos ver que se pueden contar historias breves o historias muy largas, historias que giren en torno a la marca, al producto o a los clientes. El objetivo es crear emociones y empatía.

Imagen: Marketoonist

Comentarios

comentarios