Compartir
Reading Time: 1 minute

Los seres humanos usamos los 5 sentidos en todo momento, somos seres sensibles, tomamos decisiones dejándonos guiar por las emociones y las experiencias que vivimos.

El marketing sensorial pretende llegar a los consumidores de manera inconsciente; oler, sentir, saborear, mirar y escuchar nos producen estímulos que van directamente a nuestra parte sensible y si nos resultan placenteros a agradables quedarán en nuestros recuerdos. Es por esto que marcas como Starbucks recurren a esta estrategia para crear un vínculo con sus clientes, una relación entre la experiencia y el producto.

La creatividad juega un rol importante a la hora de implementar campañas de marketing sensorial, los consumidores ya no son tan fáciles de sorprender, ir más allá de la publicidad audiovisual es uno de los retos a los que se enfrenta este tipo de marketing. El siguiente vídeo nos muestra como ejemplo diferentes marcas en todo el mundo que se las han ingeniado para hacer vivir a los consumidores experiencias inolvidables.

A pesar de que la importancia de los sentidos se convierte en una ventaja y puede hacer ver esta estrategia como algo sencillo, no hay que dejar de tomar en cuenta las exigencias del target al que la marca quiere llegar. Es decir, identificar qué olor, sabor, textura, imagen y sonido quedan mejor con el producto es una tarea complicada y fundamental, pero mientras más acertivas sean estas características habrá mayor conexión con los clientes y sus sentidos.

Imagen: rightthisminute.com

Comentarios

comentarios