Compartir
Reading Time: 2 minutes

Al estar en etapa de crecimiento, los niños son una población sensible y por lo tanto representan un mercado atractivo para muchas marcas. Los siguientes puntos son factores significativos que contribuyen a este hecho.

  • Las habilidades de decision-making en una persona surgen en la niñez.
  • Hoy en día, los niños se encuentran constantemente bombardeados por todo tipo de publicidad, en todas partes.
  • El fácil acceso a la información favorece a que los niños tomen determinadas actitudes y formen opiniones respecto a productos y marcas.

Uno de los lugares en el que los que los pequeños utilizan su poder para influenciar a los padres es en el supermercado. Un estudio realizado por la Queen Margaret University College en Edimburgo demostró que 9 de 10 niños disfrutan la experiencia de acompañar a sus madres al supermercado, ya que ven las compras como una oportunidad para realizar una compra, influenciar en la decisión de compra o simplemente ayudar a escoger los productos.

El método más común que emplean los niños es el llamado “pester power”, seguramente más de una persona que conviva con niños ha sido testigo de esta estrategia en la que el niño pide que le compren un producto todas las veces que sea necesario hasta que el adulto lo compre.

Muchas empresas conocen la importancia y el potencial que tiene este segmento, es por esto que en todo el mundo existen leyes que regulan el manejo de la publicidad dirigida a los niños, en especial para los alimentos y bebidas no alcohólicas, productos a los que los niños son más vulnerables. En México existe el código PABI, entre las empresas adheridas al código se encuentran: Coca-Cola, Bimbo, Barcel, Danone y Sabritas.

Imagen: http://blog.flota.es/

Comentarios

comentarios